Las fotografías de bodas son el único recuerdo que se transmitirá de generación en generación, de hecho, es uno de los días más importantes de su vida. La elección de tu fotógrafo de bodas es la decisión más importante que tomarás en relación con la boda, y no debe tomarse a la ligera. Por lo tanto, ¿qué tan importante es para ti tener fotos de tu boda? Y me refiero a fotos que realmente te hagan vivir esos momentos nuevamente. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a seleccionar el tuyo:

1- Es mala idea empezar buscando lo más económico y tampoco creas que por pagar un precio exagerado vas a tener unas fotos de ensueño. Cada fotógrafo tiene su estilo y por ello: 

2- Mira fotos de varios fotógrafos, al hacerlo trata de identificarte con su estilo, con tus preferencias, Quizás en la fotografía no se pueda decir este es mejor y este es peor, lo que si sabes es que cuando miras unas fotos y te encantan, te llegan dentro y te hacen sentir ese algo especial, eso significa que has encontrado a tu fotógrafo. El punto aquí es que su estilo de fotografía te llene, que cuando veas sus fotos digas "¡eso es lo que yo quiero!". Si su estilo no te convence, no trates de forzarlo a hacer algo que te gustaría que hiciera porque lo viste en Facebook o en fotografías de Google, si así lo haces, seguro que tendrás fotografías que no te van a gustar. La pareja debe adaptarse al estilo del fotógrafo y no al revés. 

3- Un fotógrafo de estilo documental y profesional debe contar la historia de ese día, al ver sus fotos deberían transmitirte el ambiente que viviste, capturar momentos que a cualquiera de nosotros se le podrían escapar, como abrazos, lágrimas, risas, miradas, momentos chuscos y por supuesto, esos momentos tan especiales. 

4- A veces, las cámaras fallan, son simplemente máquinas, así que asegúrate de que tu fotógrafo tenga al menos dos cámaras y equipamiento que le respalde en caso de alguna falla.

5- He aquí unos de los puntos más importantes: Si alguien bien intencionado te dice que te regalará las fotos, mi consejo sería: agradecele y mejor que te ayude a pagar al fotógrafo que "TU" has escogido. Cuando recibes como regalo que otra persona elija a "TU" fotógrafo de bodas y muchas veces basado en el precio, o pedirle a un amigo o familiar con "cámara profesional" que tome tus fotos, es la mejor forma de echar a perder el único recuerdo de uno de los días más felices de tu vida. 


6.-Un último punto. Los fotógrafos generalmente publicamos en las redes sociales nuestras mejores fotos. Pídele a tu fotógrafo en perspectiva que te muestra una boda completa, de esta manera podrás tomar una mejor decisión ya que asi te daras cuenta si su estilo es lo que verdaderamente estas buscando para ti.

Hay momentos en que la mayoría de nosotros, necesitamos algo, pero de momento no lo consideramos tan importante pensando: "por ahora, voy a comprar esto más barato, más adelante compro el que realmente quiero, así mientras salgo del apuro". Es verdad, podemos hacernos de cualquier cosa ahora pensando que más adelante podremos comprar uno mejor, pero no puedes tener ese pensamiento con las fotos de tu boda, no puedes tener unas fotos mejores después, el momento ya pasó. Podrás hacer alguna sesión post-boda, es cierto, pero los momentos especiales, ya pasaron, se fueron.

En conclusión, no escatimes en tus fotos, el fotógrafo debe ser algo muy importante en la lista de pendientes de tu boda, no una casilla más que palomear.